sábado, 5 de septiembre de 2015

BENDITOS ABUELOS


Hola!!! Días atrás les contaba que después de unas vacaciones con la familia me surgieron dos temas, uno fue el de CONSEJOS "NO ACONSEJABLES" del que hablé antes y otro que sé que a muchos también les ha rondado la cabeza... LOS ABUELOS, mas en particular las abuelas jijiji. 

Quisiera en esta entrada ponerme en las dos posturas puesto que algún día espero ser también abuela!.

La mayoría de nuestros padres fueron criados y nos criaron de manera distinta a lo que hacemos ahora y en tema de la alimentación, yo formo parte de la generación triturados y potitos, ahí es donde podemos pensar "no fue tan malo" porque al final aquí estamos y comemos como todos pero, no se basa la humanidad en la evolución y en mejorar día a día? De ahí las diferencias y encontronazos que podemos tener entre generaciones. 

Muchas veces por diversas causas son los abuelos quienes nos apoyan en el cuidado de los peques, eso incluye  alimentarlos. Cuando iniciamos la alimentación complementaria y decidimos aplicar BLW, en el caso de que los abuelos sean quienes se quedan con el bebé, les informamos de nuestra decisión y de ahí las diferencias. Habrá abuelas que se lo tomen bien, pero lo más común es todo lo contrario... "Estás loca! Pero si se va a ahogar", "yo no puedo, me da miedo", "no estoy de acuerdo, a ti te di papillas y mira no pasó nada", lo MÁS NORMAL DEL MUNDO. 

Algo en defensa de los abuelos es que al final de cuentas ellos vivieron la época de "si lo dice el doctor es que es así" porque no se tenía el acceso a la información como hoy en día, ahora podemos debatir y rebatir con información que tenemos a nuestro alcance, no vamos a ciegas. En cuanto nuestro pediatra nos comenta algo, poco tardamos en buscarlo en internet y estar enterados al segundo de que va el tema. Por lo mismo muchas cosas que ellos hicieron fue simplemente creyendo en el "especialista" que sabía más que ellos.

En fin, por eso tenemos la opción del "BLW mixto", porque no tenemos porque forzar a la pobre mujer que todavía que nos echa una mano, ponerla en un compromiso y una angustia si no se siente preparada para ello. Una opción es invitarla a informarse sobre que es BLW, que vea vídeos y que te acompañe algunas ocasiones cuando le ofrezcas sólidos al bebé y así pueda ver que todo está bien. 

 Otra cuestión son las "probaditas", "mira como se queda viendo, dale un poquito que no pasa nada"; en esos momentos es donde me pongo firme y les pido que no ofrezcan alimentos que no puede aun comer mi bebé o que no lo hagan sin mi consentimiento. 

Podríamos volver al debate de que no es para tanto y que si a la abuela le hace ilusión darle un yogur de esos "para bebés" que más da por darle gusto a la mujer, pues NO!. Por dar el gusto no me interesa pasar por una mala experiencia, ya tendrá mi hijo tiempo de sobra para disfrutar de otras cosas y que no es nada malo intentar ofrecer una alimentación sana. Hay quienes lo ven extremista y antifelicidad para el bebé negarle unas chuches o unos ganchitos y como crueldad ofrecerle verduras y frutas en sus comidas. Creo firmemente que no es atentar contra su infancia el procurarles una dieta sana, qué si alguna vez le daré chuches? Pues claro de forma esporádica, pero uno no extraña lo que no conoce por lo tanto si un niño es capaz de disfrutar de un rico mango o plátano porque cambiárselo por unas galletas o chocolates?. 

Si hay alguien más a parte de los padres que pueden amar incondicionalmente a nuestros hijos son sus abuelos!! Eso no cabe duda alguna!, jamás harían algo que pudiera dañarlos, cuantas veces no vemos mas amor y cariño en su trato a sus nietos que lo que tal vez tuvieron con nosotros. Mi mamá me describía el amor por su nieto como algo muy especial, que el amor a sus hijos es inmenso pero cuando tienen esa extensión de los mismos se desborda un torrente de ternura infinito. 

Así que creo que a pesar de los desencuentros la comunicación es la base, si nosotros hemos decidido que queremos para nuestros hijos debemos mantenernos firmes y los abuelos respetar esa decision así como se respetó la manera en que nos criaron a nosotros. A su vez respetemos su miedo a hacer algo para ellos desconocido, podemos ofrecerle información, que coman con nosotros y el bebé para que vean como se hace, incluso invitarlos a formar parte de grupos como el nuestro, BLW la aventura, que conozcan la experiencia de otras mamás y vean lo bien que lo pasan los bebés. 

Si insisten en prepararles cocidito para el bebé, yo sonrío, doy las gracias y los uso para muchas cosas!!! Para cremas, hamburguesas, albondigas, incluso relleno de arepas o empanadillas jijij. 

La cuestión es evitar enfrentamientos que no dejan nada bueno, las madres y padres somos nosotros y nuestros errores o aciertos nuestros serán pero no con eso dejemos del lado a quienes sin duda forman una parte esencial en la vida de los niños. Yo tuve la fortuna de disfrutar de tres de mis abuelos, ángeles de mi infancia y maestros con sabiduría inagotable!.

Si los abuelos en España y en el mundo se pusieron en huelga, caos total sí o sí jajajajjaja. 

Creo que ahora que soy mamá entiendo más a los abuelos, para ellos los nietos son una segunda oportunidad, son esos hijos que se hicieron mayores y se marcharon, que ahora vuelven. Que si fue difícil ser madre y tuvieron sus días de no poder más, al ver a sus nietos no recuerdan esas dificultades y solo recuerdan lo dulce que era sentir unos bracitos a su alrededor, unos ricos besos babosos y escuchar risas por toda la casa. 

Lo dicho... Benditos abuelos. 











No hay comentarios:

Publicar un comentario